Speedriding.es.

logo-escuela-parapente-speedriding-speedflying-biplazas-tandemteam-speedriding.es-speedflying.es-parapentecastejondesos.es

Primer Reglamento de Speedriding en España, y conjunto de normativas para su practica, tanto dentro de una estación de esquí como fuera.

Reglamento de Speedriding

Recogido el reglamento en la FADA.

www.fada.aero (reglamento)

 

Normativa SPEEDRIDING Cerler
Normas de conducta de Aramón Cerler , Speedriding.es y la F.A.D.A, para Speedriders dentro de la estación de esquí (versión 2017)

 

Guía de Normas para hacer Speedriding dentro de la estación de esquí de Cerler

Para poder practica Speedriding de forma autónoma dentro de la estación de esquí de Cerler, el  Speedrider debe completar las siguientes exigencias para su seguridad y la de terceros.

  1. Licencia Federativa

Es obligatorio poseer la licencia federativa en vigor, expedida a través de una escuela oficial de Speedriding, o através de la FADA..
En su defecto, será válido un seguro alternativo RC, donde especifique claramente que cubre la actividad de Speedriding.

Aún con la Licencia Federativa, tendremos que haber realizado algun curso con una escuela de Speedriding para hacer la actividad.

Para validación de nivel, ponerse en contacto con la escuela de Speedriding.

  1. Seguro de la estación

Debemos adquirir el seguro de pistas que nos ofrece la estación al adquirir el forfait.

  1. Titulación de Speedriding

Es obligatorio estar en posesión de una de las siguientes titulaciones.
La escuela de Speedriding expedirá la titulaciones correspondiente a los cursos impartidos, y al nivel del Speedrider, de forma que existan:
“Speedriding Alumno de Iniciación”, titulación de alumno que habilita exclusivamente a hacer Speedriding en la zona de Cogulla.
 “Speedriding Alumno de Progresión”, titulación de alumno que habilita a hacer Speedriding en la zona de Cogulla y Canal Amplia.
“Speedriding Piloto de Speedriding”,  titulación de piloto autónomo que habilita a hacer Speedriding en la zona de Cogulla y Canal Amplia.
Las especificaciones de estas titulaciones están recogidas en el Reglamento de Speedriding.

“Speedrider sin titulación”,  para Speedriders que quieran convalidar estas titulaciones deberán demostrar su experiencia de nivel de Speedriding, para ello deberán contratar con la escuela de Speedriding oficial una prueba de nivel y cumplir su exigencias.

 

  1. Peto identificativo

Para acceder a los remontes con equipos de Speedriding necesitamos llevar puesto un peto identificativo numerado, que nos dará la escuela de Speedriding.
El peto identificativo nos hará visible a remonteros y pisters de la estación, e informará de que estamos informados y cumplimos los requisitos para la actividad.
El peto será personal, y no lo podremos ceder a terceros bajo ningún motivo.
El peto tendrá una fianza con un coste de 20 €, esta cantidad será reembolsada  una vez devuelto el peto en perfecto estado al finalizar la actividad.

  1. Listado de inscripción 

Es obligatorio por parte del Speedrider, inscribirse en la lista de inscripción disponible en la base de la estación de esquí “El Molino”.
En el listado de inscripción, habrá que rellenar los apartados como:
Nombre Apellidos                        DNI            Teléfono               Email
Fecha, se rellenará por día que realicemos la actividad.
Peto indentificativo de Speedriding, (La escuela Speedriding los dejará con una fianza de 10€, que será reenbolsado una vez devuelto el peto en perfecto estado)
Talla de la vela a utilizar, prohibido mayor de 13 metros.
El equipo tiene que estar en perfecto estado, incluyendo el material de esquí y el casco.
Color de la vela. Color predomínate.
Emisora, dispondremos de una frecuencia común para poder ser localizados.

 

 

El incumplimiento de cualquiera de las normativas recogidas en este documento podría suponer le “bloqueo permanente del forfait” para poder hacer Speedriding dentro de la estación.

 

Normas de Comportamiento para hacer Speedriding en Cerler

1. Respeto a los demás.  El Speedrider debe comportarse de manera que no ponga en peligro o perjudique a los demás.
Los esquiadores/snowboarders, esquiadores de travesía, motos de nieve u otros aquí no especificados, tendrán preferencia sobre nosotros (Speedriders), y no deberemos entorpecer su paso, trayectoria, así como invadir el espacio a su alrededor con un margen de al menos 20 metros de distancia.

2. Control de la velocidad y forma de esquiar o volar.  El Speedrider debe esquiar-volar de forma controlada. Debe adaptar su velocidad y forma de esquiar o volar a su habilidad personal y a las condiciones generales del terreno, nieve y meteorología, así como de la densidad del tráfico de la zona habilitada para la actividad.
 Pistas 0: Dentro de las zonas habilitadas para el Speedriding, está prohibido descender pisando las pistas de esquiadores “Pistas  0”, sobrevolar la pista, u obstaculizar el paso de esquiadores.

3.  Prioridad.  La prioridad siempre será de los usuarios de la estación; esquiadores, snowboarders, motos de nieve, esquiadores de travesía u otro no especificados.
El Speedrider ante otros Speedriders.
El Speedrider que avanza detrás, debe elegir su ruta de forma que no ponga en peligro al Speedrider situado delante.
El Speedrider que se encuentre con otros en el despegue, tiene la obligación de cerciorarse del tamaño de velas de los compañeros y de saber quien tiene mayor carga alar, “El orden de salida se hará entonces, primero los Speedriders con menor fineza, últimos los Speedriders con mayor fineza.
El Speedrider que esté en la zona de despegue preparando su material, tendrá preferencia de salida ante otros que lo hagan más tarde.
Si este Speedrider con prioridad, es más lento preparando el material de los que les precede, por gentileza, cederá el paso de salida.
El Speedrider que está por delante y va a aterrizar o preparando su aproximación tendrá preferencia y no debemos cerrarle el paso, ni hacer ninguna maniobra que le entorpezca.

 

4. Adelantamientos.  Los adelantamiento se deberán principalmente, a una mayor carga alar del planeador, debido al tamaño de la vela, peso del piloto, perfil y nivel de la vela, u otros.. esto son factores que debemos tener en cuenta para disponer un orden ante una salida múltiple y poder evitar adelantamientos u obstaculizarnos.
El adelantamiento puede efectuarse por arriba o abajo, derecha o izquierda, pero siempre de manera que se deje espacio suficiente para prevenir las evoluciones voluntarias o involuntarias del Speedrider adelantado.

5. Incorporación a zona habilitada, inicio del deslizamiento y giros en diversas orientaciones.  Todo Speedrider dentro de la zona habilitada, deber iniciar la actividad en la zona señalizada como “Despegue”, y debe finalizar el descenso en el “Aterrizaje”.
Si por fallo en la salida o caída durante el descenso tenemos que volver a preparar el equipo y empezar de nuevo fuera de la zona de “Despegue”, debemos reanudar el descenso después de parar y mirar, arriba, abajo y detrás para asegurarse de que puede hacerlo sin peligro para sí mismo o para terceros, y nunca dentro de pistas o entorpeciendo el paso de esquiadores. Si ocurriera esto último, debemos optar por recoger el equipo y buscar otra ubicación mas adecuada, y si no fuera idónea esta ubicación, incluso desistir del descenso de Speedriding y bajar esquiando.

6.  Paradas en pistas.  A menos que sea absolutamente necesario, el Speedrider debe evitar detenerse en los pasos estrechos o de visibilidad reducida de las zonas habilitadas para el Speedriding. En caso de caída en dichos lugares, debe apartarse y dejar libre la zona lo antes posible.

7.  Ascensos y descensos a pie.  El Speedrider que ascienda o descienda a pie debe hacerlo por el lateral de la pista.

 8. Respeto del balizamiento y la señalización.  El Speedrider debe respetar todas las señales y balizamientos.
Pistas 0
Aunque la zona habilitada para el Speedriding está prohibido en pistas, PISTAS 0, no significa que no debamos hacer caso a los balizamiento y señalización de la estación de esquí.
Ante conflicto entre balizamiento, señalización y estado de la zona, debemos consultar a la estación antes de realizar la actividad o descenso.

La estación de esquí, Directivos, Pisters, u otros cargos de la estación, así como la escuela de Speedriding encargada de la organización de la actividad, tendrán la última palabra ante cualquier posible información contradictoria sobre la actividad, la que debemos respetar, y deberemos de ofrecernos para su consulta y aclaración.

9. Volar en la zona de Speedriding. El Speedriding es un deporte en el que prima el esquí ante el vuelo, por lo que la actividad se realizará con velas destinadas a este deporte, en las que se incluyen Speedflying con un tamaño máximo de 13 m cuadrado, no siendo validos para la actividad los parapentes o miniparapentes.
Las velas de Speedflying o Speedriding deberán de ser de menor del tamaño que el indicado, 13 metros cuadrados.
El vuelo en la zona de Speedriding, será para aquellas personas que demuestren tener el nivel necesario, y se les reconozcan para hacer la actividad en esta zona.
Cada zona corresponderá a un nivel de Speedriding.
Está prohibido volar a ras de las pistas, cruzar pistas, sobrevolar por fuera de la zona de Speedriding habilitada, acercarse a telesillas, cañones de nieve u otras infraestructuras dentro del dominio esquiable.
Solo podremos sobrevolar algún paso obligado de pista para llegar a nuestra zona de aterrizaje con una altura mínima de 50 metros.
El vuelo deberá ser apto para nuestro nivel y no pondremos a terceros en peligro o a nosotros mismo con nuestros actos.

10. Utilización de remontes mecánicos.  La vela de Speedriding irá recogida correctamente en su bolsa repollera o colipax para poder ser transportada sin entorpecer el buen funcionamiento de los remontes.

11. Otras reglas de vuelo.  Estará prohibido volar a partir del ocaso.
Si es dentro del dominio esquiable debemos respetar el horario de la estación de esquí, y no permanecer dentro del dominio esquiable después de su cierre.
La visibilidad mínima para poder volar es de 1,5 Km.

 

13. Tráfico aéreo entre Speedriders.
Prioridad al Speedrider que va delante.
Prioridad al Speedrider que va por la derecha.
Prioridad al Speedrider que va por la izquierda, si este segundo esta imposibilitado de cambiar su trayectoria por cercanía a la ladera.
Adelantamientos por la derecha entre Speedridings.
El piloto que adelanta tendrá la prioridad una vez que haya sobrepasado al adelantado. El Speedrider que adelanta no entorpecerá la aproximación para aterrizar del adelantado, y respetará el espacio suficiente por si el adelantado cambiara inesperadamente de dirección.

12. Prestación de auxilio.  En caso de accidente todo Speedrider  tiene la responsabilidad de prestar socorro, siempre sin causar un riesgo mayor o lesionarse así mismo.
Mientras realizamos un descenso, si vemos un accidentado, debemos optar por continuar nuestro descenso hasta el aterrizaje y avisar a los pisters de la estación y movilizar la ayuda.   De nada sirve intentar aterrizar antes provocando un peligro para otros, o lesionarnos nosotros mismos.

13.  Identificación.  Todos los Speedriders que sean testigos de un accidente, sean o no responsables del mismo, deben identificarse e intercambiar nombres y direcciones.

14.  Información. El Speedrider tiene la obligación de informarse en la estación de esquí o a través del canal que disponga la estación, para saber el estado de la zona de Speedriding, los reglamentos y posibles normativas internas para realizar la actividad.

 

 

 

 

COMENTARIOS GENERALES SOBRE LAS NORMAS DE CONDUCTA DE SPEEDRIDING (2017)

El Speedriding, como todos los deportes, implican riesgos.

Las Normativas de Speedriding deben considerarse como un modelo ideal de conducta para el Speedriders  responsable y su objetivo es evitar accidentes en las zonas habilitadas.

Las reglas del Speedriding se aplican a todos los Speedriders, quienes deben conocerlas y respetarlas. Cuando la inobservancia de estas normas provoque un accidente, el autor podrá ser considerado responsable civil o penalmente.

Norma 1

El Speedrider  es responsable no sólo de su propia conducta, sino también de su material defectuoso. Esto también se aplica a los que utilicen materiales de última generación.

Norma 2

Las colisiones suelen estar motivadas por desorden en la salida (fineza de velas), cruces durante el aterrizaje, velocidad excesiva, comportamiento incontrolado o atención insuficiente a la circulación sobre la zona habilitada. El Speedrider deben ser capaz de anticipar sus movimientos en el entorno, anteponer su seguridad y la de otros, y ser responsables de sus actos.

En áreas saturadas o sitios donde la visibilidad es reducida y especialmente en los cambios de rasante, al final de las zonas habilitadas, debemos moderar la velocidad, e incluso desistir de la actividad si no es posible descender sin comprometer nuestra seguridad o la seguridad de otros.

 

Norma 3

El Speedriding es un deporte de evolución libre donde cada uno puede ir donde le parezca, dentro de la zona habilitada (esta cuenta con un punto de salida o “despegue” y punto final o “aterrizaje”), respetando estas normas y adaptando su manera de hacer Speedriding a su capacidad personal y a las condiciones existentes en la montaña.

El Speedrider que está delante tiene preferencia. El Speedrider que se desliza por detrás de otro en la misma dirección debe mantener una distancia suficiente entre él y el otro Speedrider, de forma que deje al que le precede espacio suficiente para moverse libremente.

Norma 4.

Un Speedrider que adelanta a otro asume la responsabilidad de acabar la maniobra sin ocasionar dificultad alguna al Speedrider adelantado. Esta norma se aplica incluso al adelantar a un Speedrider parado.
Debemos anticipar nuestra llegada al punto final de la zona habilitada para no entorpecernos entre Speedrider a la hora de hacer la aproximación al aterrizar y poderlo hacer con seguridad.

Norma 5.

El acceso a la zona habilitada o el reinicio del descenso tras una parada pueden ser causa de accidentes. Es pues absolutamente necesario que el Speedrider que se encuentre en esta situación acceda en la zona habilitada sin causar obstrucciones y sin peligro para sí mismo o para los demás.

Una vez reiniciado el deslizamiento–aunque sea lentamente- el Speedrider se beneficia de la prioridad prevista en la Norma 3 respecto de otros Speedriders  más rápidos que vienen desde arriba o por detrás.

Durante un descenso de Speedriding, al movernos en varias dimensiones es posible que algunos virajes o cambios de dirección se realicen incluso a contra pendiente. Es pues obligado que se aseguren con antelación de que pueden hacerlo sin provocar peligro para ellos mismos o los demás.
Norma 6.

Dentro de lo posible, intentaremos no realizar paradas durante el descenso, nos detendremos en la zona señalizada como “Aterrizaje”. Si no es posible, las paradas deben hacerse en los bordes de la zona habilitada. No se debe parar en sitios estrechos o donde sea difícil ser visto desde arriba.

Norma 7.

El movimiento en sentido contrario al de la circulación general supone obstáculos imprevisibles para otros Speedriders.

Las huellas de pies dañan la pista y son peligrosas para los esquiadores, snowboarders y otros Speedriders.

Norma 8.

Las zonas habilitadas están señalizadas según su grado de dificultad decreciente en Freeride, Avanzado, Progresión, Iniciación.  El Speedrider es libre de elegir la zona que desea siempre  que posea la titulación y el nivel suficiente para realizar la actividad sin ponerse en peligro a si mismo o a terceros, y las condiciones externas sean adecuadas (Aerología no turbulenta).

Las zonas habilitadas, estarán señalizada o no, con avisos de peligros o cierre. Las señales de cierre de pista o de advertencia de peligro deben ser imperativamente respetadas. Los Speedriders deben asumir que las señales de advertencia se colocan en su propio interés.  
Si no estuvieran señalizadas, el Speedrider tiene la obligación de informarse a través de la estación, escuela de Speedriding o canal que ponga la estación del estado de la zona de Speedriding.

 

 

Norma 9.

Un principio fundamental para todos los deportistas obliga a prestar asistencia en caso de accidente, con independencia de cualquier obligación jurídica. Consiste en prestar los primeros auxilios al accidentado, alertar al servicio de salvamento y señalizar el lugar del accidente para alertar a otros Speedriders, esquiadores y snowboarders.

El Reglamento de Speedriding y la normativa FIS existente en la estación, espera que el Speedrider que huya sin identificarse tras ocasionar un accidente incurra en responsabilidad penal, al igual que sucede  con los accidentes de tráfico y que todos los países donde su legislación aún no lo ha tipificado como delito, acaben imponiendo sanciones equivalentes.

Norma 10.

Los testigos son de gran importancia para redactar un informe completo y acertado de un accidente, por lo que todos deben cumplir con este deber moral de persona responsable e informar como testigo.

Los informes de los servicios de salvamento y la policía así como las fotos ayudan considerablemente a determinar las eventuales responsabilidades.

 

Norma 11.

 El Speedrider tiene la obligación de informarse en la estación de esquí, la escuela de Speedriding o a través del canal que disponga la estación, para saber el estado de la zona de Speedriding, los reglamentos y posibles normativas internas para realizar la actividad.

 

 

Este Reglamento de Normativas de Speedriding se basa, además de en las Normas de Parapente que nos pueda afectar para la actividad, sobre las Normas de conducta de la Federación Internacional de Esquí (FIS) para esquiadores, adaptándolas a nuestra actividad de Speedriding:   


1. Respeto a los demás.  El Speedrider  debe volar-esquiar de manera que no ponga en peligro o perjudique a los demás.

2. Respeto de la señalización, dirección y técnica de Speedriding.  El esquiador debe respetar la señalización.

3.  Elección de la zona habilitada.  En la zona de Speedriding, el Speedrider debe la seguridad de los demás y la suya propia ante la actividad, teniendo cuenta el estado de la nieve, las condiciones meteorológicas, la visibilidad, el nivel de aforo, siendo estos motivos u otros que aquí no aparezcan, suficientes para desistir de la actividad.
Los Speedriders  en grupo deben ser consciente de la fineza de sus equipos de Speedriding con su carga alar, de forma que no nos obstaculicemos sobre todos en la aproximación final al aterrizaje, durante el vuelo debemos mantener un espacio de seguridad para podernos mover libremente.

4. Adelantamientos.  El adelantamiento puede efectuarse por la derecha o por la izquierda, pero el Speedrider adelantado no está obligado a ceder el paso al que le adelanta, si bien debe permitir que un Speedrider más rápido le adelante siempre que sea posible.

5. Cruces.  El Speedrider que se cruce con otro Speedrider  en sentido contrario debe evitarse girando hacia su lado derecho. El Speedrider que desciende tiene prioridad.
Si por aproximación a un obstáculo o ladera, uno de los dos no pudiera girar a su derecha, el Speedrider en sentido contrario tendrá que anticipar la esquiva a la derecha, incluso aunque él descienda y tenga prioridad, en esta circunstancia la perdería y prevalecería la seguridad de ambos.
El primer Speedrider mantendría su trayectoria recta.

 

6.  Control de la velocidad.  El Speedrider, debe adaptar su velocidad a su nivel de esquí, a las condiciones de la zona habilitada, a la visibilidad y al grado de saturación de la zona.

El Speedrider debe mantener la distancia de seguridad con otros Speedriders que le preceden. Como último recurso, debe optar por realizar un top-landing para evitar la colisión con otro Speedrider.

7.  Paradas.  El Speedrider que se detiene debe abandonar la zona de pasa de otros Speedriders, o posibles esquiadores. En caso de caída debe despejar la zona de paso sin demora.

8. Accidentes.  En caso de accidente todo Speedrider tiene el deber de  prestar socorro.

9. Identificación.  Todo Speedrider involucrado en un accidente, bien como testigo, responsable o no, debe identificarse claramente.  

10.  Información. El Speedrider tiene la obligación de informarse en la estación de esquí o a través del canal que disponga la estación, para saber el estado de la zona de Speedriding, los reglamentos y posibles normativas internas para realizar la actividad.

 

ESTAS NORMAS PUEDEN SER ACTUALIZADAS O MODIFICADAS,  ES DEBER DEL USUARIO INFORMARSE DE CAMBIOS

 

 

Una vez que lo hayas probado, caminarás por la tierra con los ojos en el cielo.(Leonardo Davinci)